martes, 18 de noviembre de 2008

Chinese Democracy


Imparable, inagotable, impresionante. Así luce Kate Moss en la edición de Diciembre de Vogue China, mostrando unos vestidos de Balmani que le sientan como un guante, como hechos por y para ella. De nuevo no hay fronteras ni barreras, lo que es allí es aquí, y viceversa. Es el efecto mariposa, una de ellas aletea en Beijing, y en Nueva York se produce un huracán. El mundo se "Mossifica".


















No ha visto la luz el truco que haga que alguien tenga "ese algo más" delante de una cámara. Mientras el photoshop tenga vedado el coto de la actitud, la expresión y la "magia" personal, quedará espacio para la autenticidad. Ojalá jamás llegue ese día. Mientras tanto, disfrutemos.






Y de postre, este momento "paparazzo" en el que cacé el póster de la campaña publicitaria del perfume de su mismo nombre mientras iba en el bus, con la cámara del móvil, ¡y en marcha!





Vía: heroinemoss

4 comentarios:

Holly Golightly dijo...

Me has sacado una sonrisa con el heroine moss...

El (Co)Kate Moss también es muy conocido.

;)

Roberfumi dijo...

Si, yo también me partí cuando lo vi. El CoKate, todo un clásico.

También me gustaba el mote que tenía entre sus colegas, "la prestidigitadora", por su asombrosa habilidad y rapidez a la hora de preparar el condimento ;-)

Pablo dijo...

Madre mia.
Que pedazo de tia.
Sin comentarios....
Un saludo y que siga la juerga.
http://pablocine.blogia.com

Roberfumi dijo...

Con la Moss al lado será por juerga XD