martes, 5 de agosto de 2008

La Chica del Puente (La Fille sur le Pont)


¿Cómo se me podía haber pasado por alto esta mujer? ¿Cómo podía haber olvidado esa mirada? ¿Cómo no podía estar ella entre las musas de este lugar? Estas y otras preguntas existenciales fueron las que me hice a mi mismo cuando no hace mucho me dio por volver a ver, tras muchísimos años, el vídeo del "Be My Baby" de Vanessa Paradis. Misterio, sensualidad, una maravillosa voz y mucha, mucha belleza. ¡Que mujer!


Tras quedarme hipnotizado durante lo que duraba la canción y las 5 horas siguientes me decidí a buscar toda su discografía y filmografia. No quería perderme ni un segundo de su carrera, y bendita la hora en que lo hice, pues gracias a ello descubrí una maravilla de película, de esas que cuando acaban te hacen gritar cual Garci ¡Que grande es el CINE! Si, con mayúsculas, en negrita y en lo que haga falta.




La chica del puente (La Fille sur le pont) comienza con un relato en primer plano de Adele (Vanessa Paradis) en el que relata a un interlocutor desconocido como ha sido su vida hasta ese momento, dos meses antes de cumplir los 22. Una relato crudo sobre una vida de engaños y desengaños, mala suerte y mucha ingenuidad. Adele siempre creía en las bonitas palabras del primero que se acercaba y siempre acababa sola y más desdichada que antes, hasta el punto de creer que personas como ella existían para mejorar la vida de los demás. Para ella, el futuro no es más que una sala de espera, una gran estación de tren en la que la gente pasa corriendo, con prisa, sin verla. Cogen taxis y trenes, tienen un sitio a donde ir, alguien con quien encontrarse mientras ella se queda sentada, esperando a que ocurra algo.


En esta poderosa introducción rodada, como todo el film, en un intimista blanco y negro, la Paradis derrocha sentimiento y naturalidad, haciendo tan creíble e interesante su relato que si me dicen que toda la película es un monologo de Adele yo me quedo tan contento. En pocos minutos el director Patrice Leconte consigue con las más absoluta sencillez contar lo que a otros les llevaría varias películas y un saco de millones. Una bofetada de buen cine.


Tras esto, nos encontramos con Adele al borde de un puente, dispuesta a saltar a las frías aguas para acabar con su desgracia, pero, en el último momento una voz salvadora le dice: "Pareces una joven a punto de cometer una estupidez". Esa voz es Gabo (Daniel Auteuil), un peculiar lanzador de cuchillos que rescata a jóvenes suicidas a punto de saltar para utilizarlas como asistentas - diana en su peligroso espectáculo. A fin de cuentas, si tanta gana de morir tienen no tendrán miedo....o sí?



Gabo le pide que confíe en su suerte, por que la palabra catástrofe que lleva escrita en la frente no se quitará con agua. La suerte hay que quererla, hay que mimarla. Hay que creer en ella. Pero ¿qué es la suerte? Y, ¿de donde surge?. ¿Pertenece a la bella Adele por que por fin ha creído en ella o a Gabo por que ha encontrado a su musa e inspiración?. Si, su inspiración. Por que Gabo no le pone ni un dedo encima mientras ve como ella, presa de su eterna ingenuidad, cae en los brazos del primero que le lance una mirada cariñosa. Sin embargo, ambos se darán cuenta de que nada funciona si estan separados, que un billete roto no vale nada sin su otra mitad, y que la suerte es algo que solo parecemos tener cuando somos realmente felices.


Esta es una de esas peliculas que me hubiese encantado ver en una sala de cine. Debe ser un lujo poder dsifrutar en pantalla grande de todas esa miradas que dicen más que 100 paginas de habladurias y de escenas como las de los lanzamientos de cuchillos en las que Adele rebosa más sensualidad que en cualquier escena mucho más explicita, seduciendonos envuelta en un halo de misterio en el que el perfecto blanco y negro, los peculiares movimientos de camara y la magnifica banda sonora redondean el efecto.


En este film encontramos un poco de todo. Tenemos una atípica historia de amor, tenemos sonrisas y lagrimas, encantos y desencantos, ilusiones y sueños, tensión, alguna que otra gota de sangre y una pizca de humor negro, como en la hilarante conversación entre tres personas que se acaban de arrojar de un puente, Adele, Gabo y un desconocido que anima a Adele a seguir intentándolo, ya que las primeras veces es complicado conseguir suicidarse. Es una pelicula de sentimientos, una pelicula que se siente.



Una película de las que te dejan una sonrisa en la boca, de las que querrias poder ver todos los dias. Pero dejemoslo así. Descubramos poco a poco estás maravillas, pues si todos los días nos encontrarasemos con algo así llegaría el momento en el que no sabríamos apreciarlo. Como la suerte, uno no la aprecia lo suficiente hasta que no llega el día en el que, por una u otra razón, se da cuenta de que esta le ha abandonado.

13 comentarios:

Holly Golightly dijo...

Tengo que verla.

Un beso

Por cierto, te debo un post sobre Vanessa Paradis y Prada. No se me ha olvidado. Pero necesito tiempo. Un beso

Roberfumi dijo...

Te encantará, seguro.

Gracias Holly por acordarte. Tranquila, tomate tu tiempo, seguro que valdrá la pena.

Un beso.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/Traslaspuertas

Lo único malo de esta mujer es que eligió a Johnny Depp, jajajjaa.

En serio, este filme ha pasado a ser un clásico de los grandes (y yo me flagelo porque es uno de los pendientes que no he visto todavía).

Mil gracias por rescatarlo, Roberfumi. Le agradezco también que opinara sobre mi blog.

Saludos!!!

Roberfumi dijo...

Alberto Q. Gracias a ti. Seguro que no te defrauda, toda una joya del cine.

Saludos!!

Capri c'est fini dijo...

Un peliculonazo de los de ponerle un monumento... yo no sé si es que siempre me ha gustado la Paradis, pero es que no se puede estar más arrebatadora que en La chica del puente. Es ese tipo de películas que uno dice, ¿por qué rayos esto es minoritario? Es un preciosa película sobre la suerte y el destino que todo el mundo debería ver. A mí me encanta, desde luego. Gracias por traerla.

Roberfumi dijo...

Cierto Capri, yo me pregunto lo mismo. Uno ve las listas de mejores películas que se suelen hacer en todo tipo de publicaciones y siempre aparecen muchas que en ocasiones están sobrevaloradas y luego existen joyas como estas que prácticamente nadie conoce.

Un saludo.

srta a dijo...

Yo tb me la apunto para verla, tengo que ver Deja d de quererme y ésta. A ver cuando puedo. Por cierto publique en mi blog las fotos de la campaña de Paradis y miu miu, las viste?

Besos

Roberfumi dijo...

Srta a. Estaba haciendo un descanso de 10 minutillos pa ver alguna cosa, ahora mismo me paso a verlas!!!

Tienes que verla, para mi ya está en mi lista de favoritas.

Esqueltra dijo...

hola a todos... con esta peli me pasó que me la encontré de suerte, verdadera suerte, el sábado en isat... y 25 min antes del final sucedió algo que me dejó sin el resto... necesito terminar de verlaaaa; en córdoba capital no la consigo ¿alguien puede colaborar con alguna pista que me devuelva la otra mitad? gracias miles

Roberfumi dijo...

Hola Esqueltra, yo primero la consegui via emule, y luego me la compré. Pregunta en alguna tienda de grandes almacenes tipo Fnac o El corte ingles, seguro que allí la encuentras.

¡A ver si la encuentras por que es un peliculón!

Saludos!!

La Dama Se Esconde dijo...

Vuelve a ver esta maravillosa película y en la búsqueda de imágenes ha aparecido tu blog. Me encanta cómo lo cuentas y totalmente de acuerdo en lo que dices.

Un saludo

Roberfumi dijo...

Gracias, me alegra ver que más gente descubre esta maravilla. Me parece una pelicula redonda en todos los sentidos. Esta pelicula no se ve, se vive.

Un saludo, y bienvenida!!

Mr.jeje dijo...

Justo vi esa pela hace unos días en un Centro Cultural de mi país (Perú). Definitivamente es una de las mejores que he visto. La fotografía es excelentísima, buena elección esa del blanco y negro, la música sensacional, los diálogos ni qué decir! siempre con esos chispazos de frescura que le daban ritmo al film, y los actores sensacionales!no pudieron escoger otros porque de ese modo La chica del puente no hubiese sido lo mismo! Y, está de más decir que me quedé prendada de la actriz! Saludos.