domingo, 16 de septiembre de 2007

Death Proof



Desde aquí quiero darle mi más sincera enhorabuena al Sr. Tarantino por haber cumplido su propósito a rajatabla. Nos quiso ofrecer un homenaje a las películas de serie Z que alimentan su cinefilia y nos ha dado una película mala de verdad, objetivo cumplido. Pero lo que no acabo de ver es donde están el merito y las razones para recibir grandes elogios por realizar una película que, de haber salido a la luz de la mano de otro director, hubiera sido el blanco de muchas más criticas.

Death Proof, que forma parte del binomio Grindhouse junto con Planet Terror, nos cuenta la historia (por decir algo) de un sanguinario especialista de películas de acción que a bordo de su espectacular coche a prueba de muertes se recorre el país en busca de grupos de jovencitas a las poder masacrar, y ya está. No hay más historia que esta, y es algo que tal vez sea comprensible dado el tipo de película que Tarantino pretendía hacer. El problema reside en la cantidad de diálogos anodinos y en ocasiones absurdos que tenemos que soportar para que el director deje claro que es el y no otro el que ha filmado la cinta, en un claro intento de ganarse el favor de los que hemos disfrutado y aclamado los brillantes diálogos de sus obras maestras Reservoir Dogs y Pulp Fiction. Mientras que en esas grandes películas los diálogos estaban perfectamente integrados en la trama (a pesar de que en muchas ocasiones trataran sobre temas que no tenían nada que ver) y en ningún momento llegaban a cansarnos, en esta ocasión provocan bostezos y llegan a aburrir en una película en la que, por definición, la palabra aburrimiento debería estar descartada. Tal vez lo que ocurra sea que dichos diálogos no tienen ninguna trama que rellenar.




Tarantino ha querido dejar su sello no solo en el terreno argumental, si no que estéticamente la película esta plagada de los típicos excesos a los que nos tiene acostumbrados, e incluso más. Tramos del metraje en blanco y negro, el clásico fetichismo por los pies femeninos e intencionados defectos de imagen y sonido que pretenden emular las pésimas condiciones en las que este tipo de películas eran proyectadas. Pero los efectos que en Kill Bill estaban magistralmente integrados aquí se antojan forzados e insertados sin demasiada inspiración. Por ejemplo, el blanco y negro en la película de la novia aparecía en el momento justo y quedaba realmente bien, sin embargo en este caso aparece y se va sin venir a cuento. A todas estas no deja de sorprender que si en algunos aspectos de la película Tarantino arriesga y muestra todos sus excesos, en otros ejerce su labor de forma totalmente automática, siendo todos los planos demasiado impersonales, dando la impresión de que la película podía haber sido filmada por cualquier otro y no por el que, a pesar de los pesares, considero uno de los directores mas carismáticos y personales (sí, se que plagia, pero lo hace con estilo) del panorama cinematográfico.




El trabajo actoral es, sin duda, lo que diferencia a esta película de los subproductos a los que pretende homenajear. Kurt Russell está ideal en el papel del especialista desequilibrado, demostrando una vez más el ojo de Tarantino a la hora de reciclar actores Es una delicia disfrutar de este actor en una papel a su medida, tal como ocurriera en clásicos como "La Cosa", "1997, Rescate en Nueva York", "Golpe en la pequeña china" o "Tango & Cash". También están fantásticas actrices como Rosario Dawson (la mejor de todas. No he visto mucho a esta actriz, pero en esta ocasión esta a un gran nivel), Tracie Thoms y Vanessa Ferlito (con baile incluido) aportando al menos una gran naturalidad a los interminables diálogos con lo que tiene que lidiar. Rose Mcgowan aporta su carisma a su pequeño papel y Zoe Bell, doble de Uma en Kill Bill, no desentona demasiado a pesar de no ser lo suyo. No tan bien parada sale Sidney Tamiia Poitier, hija del gran Sidney Poitier, que a mi me resulto ligeramente cargante.

A pesar de todo, la película tiene sus virtudes. Una escena de un accidente que a mi me resulto muy original y que esta fantásticamente rodada, mostrándonos el mismo desde el punto de vista de cada una de las afectadas y sin escatimar en espectacularidad y violencia (para eso es Tarantino), algún tramo de diálogo que si tiene la brillantez que se le presupone a Tarantino, como la conversación en la que Stuntman Mike convence a Arlene para que baile para él, y la música. La banda sonora vuelve a estar a la altura, mezclando temas creados para la ocasión con clásicos que Tarantino consigue hacer suyos como ya hiciera con el archifamoso Twisted nerve de Bernard Herrmann, que también es referenciado en esta cinta a modo de sintonía de teléfono móvil.




También aseguró Tarantino que su intención era hacer la mejor persecución de coches de la historia. No deja de ser loable su intento y es un ejemplo de voluntad para todo aquel que tenga una cámara en la mano, pero la prosecución final está bastante bien, y punto. No es nada que no se haya visto ya en repetidas ocasiones. Si Frank Bullit levantara la cabeza.....

Llegado a este punto tras haberme despachado a gusto cojere mi DVD de Pulp Fiction para que no se me olviden las razones por las que siempre defiendo a Tarantino frente a sus detractores y así olvidare este engendro que de haber sido perpetrado por el amigo Uwe Boll a día de hoy seguirían lloviendole las piedras. No obstante, no seré yo el que diga que no la veáis, que como se dice siempre, para gustos hay colores y espero gustosamente vuestras opiniones.

5 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

He conocido tu blog por "El septimo cielo". Mis felicitaciones

Yo también creo que Tarantino está supravalorado. Personalmente creo que "Death proof" la dejaré para el DVD si alguna tarde me apetece casqueria de la buena. Lo cierto es que ya ni recordando "Pulp Fiction" o "Reservoir Dogs" puedo considerar a Tarantino como uno de los grandes.

Un saludo

Roberfumi dijo...

Hola major, bienvenido y muchas gracias por la visita.

El debate sobre Tarantino es eterno y tal vez llegue (o haya llegado) el momento en el que el número de malos productos supere al número de grandes obras. Para mi las dos que citas son grandiosas, pero últimamente esta perdiendo un poco el camino.

Por cierto, como veras estos días no he actualizado mucho ( mejor dicho, nada) por que he andado bastante liado, pero enseguida todo volverá a la normalidad. Chao!!

Roberfumi dijo...

Acabo de pasar por tu blog y me ha encantado. Es difícil encontrar blogs que se dediquen con tanto fervor a un genero concreto.

Un saludo!

Nestor dijo...

Pues yo he conocido tu blog a traves de octopusmagnificens. Te invito a pasar por el mio, también sobre cine.
En cuanto a "Death Proof" decir que lo mejor de la película para mi son las actrices que participan destacando, por mi parte, a Rosario Dawson, Mary Elizabeth Winstead, y Sidney Tamiia Poitier.

Roberfumi dijo...

Bienvenido Nestor y gracias por la invitación!!